fbpx
 
 
Capital humano

Wellbeing and work future challenges

Comparte
 
Capital humano

octubre 6, 2021

Wellbeing and work future challenges

Comparte

La contingencia por COVID-19 ha traído distintos efectos que tienen un impacto directo o indirecto en los empleados: incertidumbre económica, despidos masivos, recortes de presupuesto, cambios de planes, eventos que ponen presión en los trabajadores y definen en gran medida su estabilidad.

 

En Estados Unidos, por ejemplo, se ha cuadruplicado el número de personas que reporta tener ansiedad o desorden depresivo comparado con el año antes de la pandemia. En América Latina se han perdido más de 41 millones de empleos y las transacciones empresariales han bajado un 51%. Esto pone a prueba no solo a las empresas, sino también a la armonía, bienestar y estabilidad de los colaboradores en todos los niveles.

No existe una única solución al problema, sin embargo, muchas organizaciones están dedicando esfuerzos (y presupuesto) importantes en la implementación de estrategias de bienestar laboral basadas en las necesidades, tanto de la organización, como de los individuos.

Evolución del bienestar en las empresas

En los 80s, las empresas notaron que apoyar a los empleados a mejorar su salud física reducía el ausentismo y la rotación. Así que en Estados Unidos comenzaron a brindar beneficios, como apoyos para fomentar el ejercicio, consultas con doctores, mejoras en alimentación y otros.

Con el tiempo el concepto se fue ampliando en el plano laboral para sumar nuevas dimensiones (económica, emocional, educativo, entre otras). Hoy, nos encontramos en una tercera etapa enfocada en un bienestar holístico y personalizado, donde se comparte la responsabilidad por el bienestar entre el individuo y la empresa. Aquí se marca la diferencia entre Wellness y Wellbeing. El primero se refiere principalmente al bienestar físico, mientras el segundo implica un estado de florecimiento activo en varios dominios. Actuar en esta nueva perspectiva incluye prácticas que llenan de sentido el trabajo, mientras se atienden las necesidades de los empleados y se desarrollan prácticas culturales que fomenten la conexión de los miembros del equipo con la sociedad.

Lo que nos enseñó el Home-Office

Actualmente, los empleados tenemos más opciones que nunca y aquellos con habilidades de alta demanda saben que no necesitan estar atados a una geografía. Las empresas necesitan redoblar esfuerzos para mantener a estos empleados. Por ello, cada vez existe una mayor disposición por invertir en este tipo de estrategias, orientadas a dar más control a los trabajadores sobre cuándo y dónde trabajan, mejorar el balance vida-trabajo, incluir el cuidado de la salud física y mental, además de sueldos competitivos y un ambiente de trabajo agradable.

Los países rankeados como los más felices del mundo ya lo están haciendo. En Canadá, Alemania, Suecia, Taiwán y Australia, se han implementado programas de activación física, apoyo comunitario y de capacitación constante. También, se ha dado prioridad a la salud física y mental a través de subsidios y programas personalizados apoyados de tecnología, médicos y entrenadores, jornadas laborales más cortas y mayores prestaciones de apoyo a la maternidad y paternidad.

 

Tendencias en los países más felices

  • Suecia #2
    • Jornadas laborales cortas (27h/semana).
    • Apoyo por maternidad: 300+ días entre ambos tutores con 80% de salario.
    • Promoción de un balance profesional-social sano.
  • Canadá #11
    • Programas de activación física.
    • Días de voluntariado o involucramiento en actividades comunitarias.
    • Subsidio de hasta el 100% en consultas y tratamientos de salud mental.
    • Estacionamiento para bicicletas en la oficina.
  • Australia #12
    • Prioridad al aspecto psicosocial.
    • Risk assessments personalizados: alianzas entre sector privado y educativo para el desarrollo de tecnologías orientadas a la salud mental de los colaboradores.
  • Alemania #17
    • Safety Committees trimestrales compuestos por integrantes de RRHH, médicos organizacionales y especialistas en seguridad ocupacional.
    • Oficinas con mobiliario ergonómico.
    • Psicólogos, médicos y gimnasios on-site.
  • Taiwán #25
    • Capacitación constante.
    • Promoción de un ambiente de trabajo sano desde puestos gerenciales.
    • Procura estricta de ambientes seguros de trabajo (producción y almacenes).

 

“En 2020, las organizaciones que procuraron el bienestar, la estabilidad y las aspiraciones de sus colaboradores fueron hasta 4 veces más productivas.”

Mercer, Global Talent Trends

Wellbeing payback

Las compañías que realizan estos cambios están obteniendo niveles sustancialmente más altos de participación de mercados, productividad, rentabilidad, valor de marca y ven aumentos de productividad desde un 20% hasta un 60% en comparación con equipos con menos empleados comprometidos.

 

  • IBM, por ejemplo, ha logrado que 80% de sus 432,000 empleados se inscriba a al menos un programa cada año y ha generado ahorros de $190 millones
  • American Express ahorró $5 millones de dólares en los primeros 10 años aplicando su programa de bienestar en LATAM.
  • Unilever, que comenzó a implementar programas de Wellbeing antes de la pandemia reporta que el 80% de sus empleados se han mantenido positivos y físicamente sanos durante el confinamiento.

 

En Sintec, hemos desarrollado una metodología apoyada con tecnologías de Analítica Avanzada para ayudar a las empresas a alcanzar esta meta. Nuestros consultores están preparados para evaluar, diseñar, planear y ejecutar un proyecto comprensivo y holístico que tenga en cuenta todas las dimensiones del Wellbeing y las prácticas y competencias necesarias para implementarlo con éxito. ¡Contáctanos!

 

Referencias

 

 

 


Directora de Transformación Organizacional, Monterrey

 


Socia, Monterrey

Abrir chat
¿Buscas más información?