fbpx
 
 
Capital humano

Cambiar el plan, siempre es un buen plan

Comparte
 
Capital humano

noviembre 29, 2021

Cambiar el plan, siempre es un buen plan

Comparte

Para el éxito, no hay una ruta definida

 

Compartimos un fragmento del mensaje que nuestra Socia, Diana Bustani, pronunció ante graduados del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

Hay una frase que me gusta mucho que dice “en la vida, la única constante es el cambio” y creo que hoy más que nunca es algo que nos ha tocado vivir a todos desde nuestras diferentes trincheras… yo lo que he aprendido es que está en cada uno de nosotros cómo hacer frente a este cambio, a esta incertidumbre, a este camino diferente a lo planeado. He descubierto en mi camino, que los mejores momentos y las mejores oportunidades son las que no se planean y que el futuro tiene una forma de sorprendernos muy favorecedoramente, eso sí, hay que saber aprovechar el momento y tener un poco de optimismo… no pensando por qué nos está pasando cierta situación sino para qué.

Las buenas oportunidades no se presentan todos los días, se presentan 2 o si somos muy afortunados 3 veces en la vida. Hay que saber reconocerlas y tomarlas. No hay que dejar que el miedo, el qué dirán, el yo no puedo, no me lo merezco, es diferente a mi plan original, se interponga en el camino. Cuando una buena oportunidad se les presente, tómenla, confíen en su intuición y sus capacidades.

En mi caso, les aseguro que mi trayectoria profesional es completamente diferente a lo que me imaginaba o inclusive tenía planeado. De recién graduada si alguien me hubiera dicho que todos mis conocimientos, por más numéricos y estructurados que fueran, iban a llevarme a concluir posgrados, forjar una trayectoria como consultora de áreas de recursos humanos y ser socia en una firma mexicana de consultoría, jamás lo hubiera creído.  Ha sido un camino que me ha encantado, lo he gozado y me ha dado oportunidades de crecimiento importantes.

 

No hay que dejar que el miedo, el qué dirán, el yo no puedo, no me lo merezco, es diferente a mi plan original, se interponga en el camino. Cuando una buena oportunidad se les presente, tómenla, confíen en su intuición y sus capacidades.

 

Sean un referente en el ambiente en el que decidan desarrollarse, los invito a ser personas que inspiren, a ser mentores que lleven a otras personas a superar sus límites, porque estoy segura de que en el camino encontrarán la posibilidad de cambiar la vida de alguien, a través de su liderazgo.

Nuestra responsabilidad como profesionales va más allá, porque hay temas más profundos que requieren su atención, por ejemplo, la equidad de género. Más que ser un requisito o una imposición legal en muchas esferas, las mujeres nos hemos abierto paso a posiciones cada vez más desafiantes y hemos conquistado el liderazgo en áreas, divisiones y consejos por los resultados notables que somos capaces de generar, impulsar y acompañar el desarrollo de las mujeres generará una sociedad más justa y, por ende, mejor para todos.

 

Cada uno de nosotros tiene la posibilidad de crear nuevas reglas, de transformar el paradigma del trabajo y orientarlo cada vez más al equilibrio entre el bienestar personal y el desarrollo profesional; tenemos el poder para crear organizaciones flexibles, resilientes y enfocadas en contar con colaboradores que alcanzan su máximo potencial, sin que estén atados a un horario o a un solo espacio para trabajar.

 

Nos enfrentamos a un mundo que se recupera de una larga pausa, a economías que buscan recuperar el dinamismo y a una sociedad que, más que nunca atesora el tiempo y el bienestar físico y mental, tomen el control y sueñen en grande, no limiten sus objetivos y que la búsqueda por retribuir a la sociedad sea parte de esa visión. Todos aquí tenemos una gran responsabilidad con nuestra sociedad, hoy más que nunca.

Mientras que los individuos y las organizaciones avancemos en la construcción de nuestros ideales es muy probable que enfrentemos tiempos difíciles, dudas, habrá días en los que nos preocuparemos de si realmente estamos preparados para hacer frente al siguiente desafío, que eso no nos limite a cometer errores, pero no permitamos que eso destroce nuestra confianza, descubramos que no hay una línea recta en el camino hacia alguno de sus objetivos, atrevámonos a reajustar una y otra y otra vez.

 

Socia, MTY

Cuenta con un Doctorado en Ciencias Administrativas y Finanzas por parte del EGADE Business School y la Stern Business School en Nueva York, además de una doble titulación, la primera en Ingeniería Industrial y de Sistemas en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, y la segunda, en Ingeniería Mecánica en la University of Technology de Sydney. Profesora de la Maestría en Finanzas en la UDLAP. Fungió como Directora de la práctica de Transformación Organizacional en Sintec, con proyectos ejecutados en industrias líderes en México, Brasil y Filipinas. Se ha especializado en temas de reestructuración organizacional, gestión del cambio, cultura organizacional, liderazgo, gobierno corporativo, entre otras.

 

Socia, MTY


Cuenta con un Doctorado en Ciencias Administrativas y Finanzas por parte del EGADE Business School y la Stern Business School en Nueva York, además de una doble titulación, la primera en Ingeniería Industrial y de Sistemas en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, y la segunda, en Ingeniería Mecánica en la University of Technology de Sydney. Profesora de la Maestría en Finanzas en la UDLAP. Fungió como Directora de la práctica de Transformación Organizacional en Sintec, con proyectos ejecutados en industrias líderes en México, Brasil y Filipinas. Se ha especializado en temas de reestructuración organizacional, gestión del cambio, cultura organizacional, liderazgo, gobierno corporativo, entre otras.

Abrir chat
¿Buscas más información?