fbpx
 
 
Operación y logística

Cómo ser sustentable y no perder competitividad en el intento

Comparte
 
Operación y logística

septiembre 20, 2019

Cómo ser sustentable y no perder competitividad en el intento

Comparte

Existe una tendencia global de urgencia a implementar iniciativas sustentables en nuestros negocios, sin embargo, estas parecieran estar poco desarrolladas en América Latina. ¿Cómo podemos sumarnos y a su vez, mejorar nuestra rentabilidad?

 

La sustentabilidad se trata de realizar cambios absolutamente necesarios frente a la crisis climática a la que nos estamos enfrentando a nivel global. Más que estar de moda, a los consumidores les interesa, a las empresas les da una buena imagen y si somos realistas, nuestra situación actual en el planeta hace que los esfuerzos de sustentabilidad se vuelvan algo imperativo. Suena a algo tan simple como cuidar el medio ambiente, pero en realidad implementar estrategias que cumplan verdaderamente con ese objetivo sin descuidar tus finanzas, es un reto complejo.

Para descifrarlo, es importante detallar que una empresa es sustentable cuando alinea al menos dos dimensiones:

  1. Responsabilidad de su impacto ambiental: Tanto en bienes como en servicios, se hace responsable de sus productos, así como del efecto que los mismos generan en la comunidad. Se trata de buscar que los productos sean reutilizables; apropiadamente desechados (en especial si son químicos), y que tengan componentes con bajo o nulo impacto ambiental.
  2. Responsabilidad en su consumo: Usa de manera responsable todos los recursos a nivel de materia prima, energía y agua, este último es un aspecto muy relevante, en especial para las empresas manufactureras porque suelen consumirlos en grandes cantidades.

El tema es muy amplio y aplica ya para todos los sectores industriales y de negocio. En este caso compartiré las tendencias principales que hay para iniciativas de sustentabilidad y cómo encontrar un aliado para implementarlas con éxito.

Emisiones responsables, por el aire que respiras

Hay un indicador que ha ganado predominancia e interés: las emisiones de CO2. Hasta hace algunos años, no figuraba en el tablero de gestión de ninguna empresa, pero hoy ya es un referente básico no solo para las grandes sino incluso para las medianas empresas de todas las industrias. Una forma de calcularlo es con la actividad del transporte: la cantidad de camiones, el tipo de vehículos que se utilizan y los kilómetros que cada uno se desplaza. Hay fórmulas que con base en el kilometraje y el tamaño del vehículo resuelven la cantidad de CO2 que se emite. Conocer las emisiones de tu negocio es el primer paso para cuidar el aire que todos respiramos.

Por mencionar una empresa con best practices en este sentido, Coca-Cola FEMSA y su Programa Integral Vehicular (PIV) logró incrementar entre 2010 y 2018 un 33% su eficiencia en uso de energía. Desde 2014, Coca-Cola FEMSA logró una reducción de 40% de las emisiones de CO2 en sus plantas de manufactura mediante el uso de energía limpia, manejo de residuos, promoción del reciclaje y cuidado del agua. Tan solo en 2018, su consumo energético fue 10% menor respecto a 2017, dando como resultado ahorros totales por $5.6 millones de dólares.

Energía renovable, una transformación operativa

El porcentaje de energía que viene de fuentes renovables es un indicador que ya se mide recurrentemente y tiene meta. Específicamente, aplica para la cantidad de energía eléctrica que consumen las plantas de fabricación; pueden medir los kilowatts por hora que consumen e identificar qué porcentaje proviene de fuentes renovables, en lugar de sólo usar la del proveedor oficial en tu país (en México CFE), que seguramente genera toda o la mayoría de la energía que provee a través de quemar combustible y carbón.

Un ejemplo de transformación de la operación para obtener energía de fuentes alternas es Cemex, quien implementa ya en sus plantas el coprocesamiento, un mecanismo que permite que residuos sólidos urbanos como plásticos, cauchos, textiles y cartones, sean utilizados en hornos cementeros en sustitución de combustibles fósiles como el carbón, disminuyendo de esta forma sus emisiones de CO2, además de ser una solución sostenible ante la problemática de residuos sólidos.

Reuso, una tendencia en materiales

La cantidad de producto que se manufactura con material reciclado o reutilizado es un indicador que ganará fuerza en el corto plazo. El porcentaje de productos que son “one way”, como cerveza o refrescos no retornables y empaques cuyo componente es virgen, todavía es alto. Destaca el caso de las industrias acerera y papelera, en las cuales un gran porcentaje de sus insumos es reciclado de chatarras o desechos, integrado a su modelo de negocio.

Un gran ejemplo de economía circular es Arca Continental quien apunta no sólo a la reducción de los residuos generados, sino también al incremento de la reciclabilidad de sus empaques y la integración de sus programas de reciclaje PetStar y ECOCE.

Aguas tratadas, ahorro que circula

Cada vez hay mayor inversión en el tratamiento de aguas para uso industrial. Es uno de los indicadores en los cuales el costo sí es un motivador desde el principio, al tiempo que permite posicionarse como una empresa orientada a sustentabilidad al rehusar el agua industrial para enfriar equipos o generar vapor en la planta.

HEINEKEN ya es punta de lanza en este tema. Siendo su producto principal compuesto por 95% de agua, usa 2,8 litros de agua por litro de cerveza, muy por debajo del estándar internacional, y apunta a reducir la cifra a 2.5 litros de agua al 2020. Durante 2017, logró recuperar el 51% del agua usada en las plantas de producción mexicana usando estrategias basadas en la economía circular.

Flota eléctrica, una tendencia en camino

En México la venta masiva de automóviles 100% eléctricos apenas se encuentra en una fase incipiente; sin embargo, la incorporación de flota eléctrica o híbrida es ya un tema de conversación entre los directores de operación. Además, el contexto potencia su alcance: el precio de la gasolina aumenta en México a un ritmo de hasta 10 por ciento anual lo cual impacta dramáticamente costos de distribución. Los vehículos eléctricos o híbridos se consolidarán como una excelente opción para reducir costos y al mismo tiempo cuidar el ambiente.

Existen empresas que a pesar de las limitantes actuales ya lo están implementando. Un caso de esto es Bimbo, quien cuenta con más de 300 vehículos eléctricos dentro de su flotilla, desarrollados por la subsidiaria Moldex. Realizar este cambio le ha permitido a Bimbo disminuir 37% su gasto en gas LP desde 2010. Según expertos es posible ahorrar 50% anual en el gasto por concepto de gasolina al usar flotillas de híbridos o eléctricos

Una limitante frecuente para que una empresa crezca radical o disruptivamente en sus iniciativas verdes es que las opciones disponibles todavía no son económicamente atractivas a corto plazo. Y si eso lo sumamos a que en los gobiernos en América Latina hay todavía poco impulso e incentivos claros a estas políticas, salvo en el caso de químicos, petroquímicos o farmacéuticas, nos encontramos con un panorama que quizá te hace preguntarte: ¿entonces por qué invertir en sustentabilidad? La respuesta es sencilla y contundente: Las empresas que no aseguren cuidar el medio ambiente, quedarán rezagadas y potencialmente perderán negocio.

Lo anterior es debido a que el consumidor sí se fija en las especificaciones y revisa que el bien adquirido provenga de una empresa con sustentabilidad en el centro de su estrategia y operación. Esto gana una relevancia particular cuando se estudia un mercado con predominancia de millenials y centennials, dos perfiles preocupados por su entorno natural y por consumir con responsabilidad.

Así que más allá de la moda, medir y tener metas cada vez más agresivas en iniciativas verdes, así como comunicarlas al mercado será pronto una necesidad. Incluso para competir como proveedor de bienes y servicios a otras empresas. Así como en los 80’s y 90’s el diferenciador de calidad fue contar con distintivos como ISO9000, nadie podrá sorprenderse de que ahora la clave para seguir en el juego esté en las iniciativas sustentables y en certificaciones como la de LEED y similares.

Lo que sí tendría que despertar la curiosidad de cualquiera con una empresa, es asumir el reto de cómo incrementar el uso de las tendencias antes mencionadas manteniendo la competitividad en el precio. ¿Qué hacer para cumplir con los requerimientos de programas verdes en un mercado que quiere pagar menos por el producto?

En Sintec Consulting podemos ayudar a tu empresa a encontrar ese balance. Nos enfocamos en encontrar áreas de oportunidad en la cadena de valor y ayudarle a cada cliente a determinar tanto su impacto financiero como referencias en benchmarks con otras industrias para tener un diagnóstico del negocio frente a sus iniciativas de sustentabilidad. Desde tecnologías de sensores para administrar mejor el consumo de energía en las plantas, hasta conceptualizar el uso responsable de equipos en los CEDIS a través de internet de las cosas. Todo orientado a recortar gasto pero con un enfoque verde. Se trata de hacer sustentable la operación y la rentabilidad.

 

Referencias:

Coca-Cola FEMSA suma esfuerzos en el día mundial del medio ambiente (2019) https://img.coca-colafemsa.com/assets/files/es/prensa/2019/Coca-Cola-FEMSA-Dia-Mundial-del-Medio-Ambiente.pdf

Arca Continental. Gestión Ambiental (2019) http://www.arcacontal.com/responsabilidad-social/bienestar-ambiental/gesti%C3%B3n-ambiental.aspx

Heineken: ¿Cómo recupera la mitad del agua que extrae? (2018) https://elcomercio.pe/economia/negocios/heineken-recupera-mitad-agua-extra-mediante-economia-circular-noticia-557610

Cemex trabaja por sostenibilidad ambiental en Latinoamérica (2019) https://www.dinero.com/empresas/articulo/cemex-trabaja-por-sostenibilidad-ambiental-en-latinoamerica/275600

Grupo Bimbo reafirma su compromiso con el medio ambiente (2019) https://grupobimbo.com/es/sala-de-prensa/comunicados/grupo-bimbo-reafirma-su-compromiso-con-el-medio-ambiente

Empresas mexicanas migran sus flotillas a autos sustentables (2019) https://www.elimparcial.com/economianegocios/Empresas-mexicanas-migran-sus-flotillas-a-autos-sustentables-20190623-0002.html

 

Director de Estrategia de Operaciones, Monterrey

Cuenta con más de 21 años de experiencia en proyectos relacionados a inversiones de capital e infraestructura, optimizaciones de cadenas de suministro y transformaciones organizacionales orientadas a lograr la excelencia operativa. Ha trabajado con clientes como Heineken, Softys, Arca Continental, DeAcero, Grupo Bimbo y Grupo Pisa en México, Latinoamérica y Europa. Recientemente Andrés ha desarrollado capacidades en clientes relacionadas a las prácticas de industria 4.0 como son analítica avanzada y el desarrollo de soluciones digitales que le permitan a los clientes desarrollar análisis prescriptivos.

 

Director de Estrategia de Operaciones, Monterrey


Cuenta con más de 21 años de experiencia en proyectos relacionados a inversiones de capital e infraestructura, optimizaciones de cadenas de suministro y transformaciones organizacionales orientadas a lograr la excelencia operativa. Ha trabajado con clientes como Heineken, Softys, Arca Continental, DeAcero, Grupo Bimbo y Grupo Pisa en México, Latinoamérica y Europa. Recientemente Andrés ha desarrollado capacidades en clientes relacionadas a las prácticas de industria 4.0 como son analítica avanzada y el desarrollo de soluciones digitales que le permitan a los clientes desarrollar análisis prescriptivos.