Sintec realizó un análisis del estado actual de la infraestructura y penetración de internet en tres países de la región para conocer los retos que enfrentan las empresas de telecomunicaciones, ante la masificación del IoT.

La industria de telecomunicaciones es una de las más dinámicas, en gran parte por la velocidad a la que se desarrollan las tecnologías de información. Actualmente, el concepto de internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) ha tomado especial interés por su aplicación en diferentes procesos de las industrias.

 

El IoT crea oportunidades para la integración directa entre los mundos físico y digital, además de generar mayor eficiencia, exactitud y beneficios económicos en el uso de equipos. Según el World Economic Forum de 2017, se espera que, para el 2022, la cantidad de dispositivos conectados en Latinoamérica crezca anualmente en 21%. Esto implica un aumento importante del mercado para las empresas de telecomunicaciones, que no solo deberán proveer conexión para los dispositivos móviles y hogares, sino también habilitar los aparatos IoT.

 

Sintec, consultora en transformación digital y procesos, analizó las condiciones de algunos países de Latinoamérica frente a la infraestructura con la que cuentan para enfrentar los retos que exige el crecimiento de IoT.

 

Colombia

Entre los programas que se han implementado figura el Plan Nacional de Tecnologías de la Información y la Comunicación 2008-2019 para fomentar el uso de los dispositivos y de los servicios de internet como vehículo para el crecimiento económico.

 

Por otro lado, el programa Vive Digital para la Gente 2014-2018 que se concentró en promover la utilización de las tecnologías de información y comunicación (TIC) en sectores como agricultura, educación, salud y turismo; además, involucra proyectos que subsidian el acceso a internet para escuelas, hogares de bajos ingresos y áreas rurales. Logró que 98% de los municipios estén conectados a banda ancha y que 74% de las pymes cuente con internet.

 

Chile

En diciembre de 2017, las suscripciones a internet de tipo fijo y móvil (3G/4G) llegaron a 19,4 millones, con un crecimiento interanual de 20,2% (3,3 millones de suscripciones nuevas). Así, la penetración total de internet pasó de 71,9 suscripciones por cada 100 habitantes en 2015, a 105 en 2017; y cerca del 84% es de tipo móvil.

 

México

La penetración de banda ancha fija en el primer trimestre del 2017 fue de 49 por cada 100 hogares, para un total de más de 16 millones de suscripciones a nivel nacional. Esto representa un crecimiento de 8% frente al mismo periodo del año 2016. En el caso de la banda ancha móvil, se registraron más de 77 millones de líneas, un crecimiento anual de casi 23%. Sobre el tipo de banda móvil, la red 3G presentó un tránsito del 51,3% del total de datos móviles, seguido de la tecnología 4G de alta velocidad cuyo tráfico fue de 47,8% sobre el total, esto según el Instituto Federal de Telecomunicaciones de México.

 

Retos de la región

Los grandes desafíos para las compañías de telecomunicaciones en Latinoamérica frente a este panorama se concentran en cómo retener a los usuarios ya suscritos, mejorar la calidad de los servicios, aprovechar el crecimiento del mercado, abordar los nichos pendientes, considerar los nuevos espectros y las nuevas tecnologías, al mismo tiempo que balancear sus inversiones y activarlas de manera oportuna.

 

Para que Latinoamérica avance hacia un modelo de retos y oportunidades en la planeación táctica de las empresas de telecomunicaciones, es necesario una integración en las definiciones de los planes tácticos y operativos para los modelos de negocio, así como considerar las diferentes fuentes de información en donde se anticipen las fluctuaciones del mercado.

 

De acuerdo con los planteamientos de Sintec, el gran ‘patrimonio’ con el que cuentan las empresas de telecomunicaciones son los millones de datos que se generan cada segundo, los cuales deben ser analizados, procesados y utilizados en la toma de decisiones. Solo así las compañías podrán hacer frente a un futuro interconectado, en el que los modelos de negocio deben evolucionar a la par de los desarrollos tecnológicos y el número de usuarios conectados.

 

De la misma forma, las compañías de telecomunicaciones deben ofrecer plataformas que permitan el aprovechamiento de IoT por parte de sus usuarios (hogares y empresas). Sin embargo, para que esto sea posible es necesario que en Latinoamérica, los Gobiernos y las empresas aceleren la llegada a la región de las nuevas tecnologías 5G, lo que permitirá acelerar la implementación de las innovaciones.

 

¡Ebook Gratis!

Crecimiento rentable a través de Estrategias de Clientes y Operaciones
Descargar eBook