La cadena de suministro y la economía digital enfrentan desafíos significativos; de manera particular ante el panorama de México y Latinoamérica, por ello es importante conocer cómo algunas empresas han logrado vencer estos grandes retos al confrontar sus datos crudos (brutal facts) con la cadena de suministro, así como la manera en que han alcanzado sus objetivos al emplear la tecnología SAP.

Jim Collins, escritor, maestro y consultor de negocios estadounidense, escribió el libro Empresas que sobresalen (Good to great), en el cual expone los hallazgos de una investigación que realizó por cinco años donde llevó a cabo un análisis de datos de 25 años de comportamiento de empresas que han sido buenas o exitosas y trató de encontrar los patrones que las llevaban a ser excelentes.

El autor de esta investigación afirma que, como líderes o ejecutivos, para poder hacer un cambio consistente hacia el futuro o una transformación debemos confrontar los datos crudos. Esto significa que tenemos que poner temas difíciles en la mesa, cuestiones que nos incomodan, la charla con un colaborador que es un problema, el proyecto al que le hemos sacado la vuelta; en resumen, todo lo que tenemos que hacer, pero que hemos postergado, debemos retomarlo para que nuestras empresas, áreas e incluso nuestras carreras sean exitosas.

En su libro, Collins desarrolló una serie de conceptos donde básicamente asegura que para llegar a ser exitoso profesionalmente hay que tomar esos pasos. No basta un solo proyecto, una acción o solo una decisión exitosa, hay que dar diversos flywheels o vueltas de timón de forma continua. Al respecto destaca dos puntos:

Existen dos tipos de ejecutivos que pueden ser muy exitosos al ejecutar esta metodología para llevar a las organizaciones a ser excelentes, los de tecnologías de información y los de cadena de suministro. Ellos viven día con día una toma de decisiones compleja, pero además tienen la disciplina de poder hacerlo, planear y ver a futuro, disciplina en la ejecución, y al buscar resultados para las organizaciones.

¿Por qué es importante confrontar la cadena de suministro con hechos crudos en Latinoamérica?

  • Región con alrededor de 5 billones de dólares de producto interno bruto (PIB). A pesar de todos los problemas económicos y políticos, somos una región con un PIB alto, con una clase media que crece y en conjunto hemos logrado una evolución de la economía de Latinoamérica.
  • Infraestructura regular. Estamos dispersos geográficamente y en temas de infraestructura no tenemos todas las capacidades, no somos similares a Canadá o Estados Unidos, lo cual hace que recurramos al transporte terrestre. Por lo tanto, no recurrimos tanto a transporte marítimo ni ferrocarril.
  • Baja gestión del riesgo. Nuestra experiencia con ejecutivos de cadena de suministro nos ha permitido identificar que la disciplina de anticiparse no está posicionada dentro de las organizaciones.
  • Baja madurez en procesos clave de gestión de la cadena de suministro (SCM). Además, existe también un bajo nivel de madurez en algunos procesos clave de la cadena, como la administración de portafolio, el pronóstico de la demanda, la capacitación, por mencionar algunos ejemplos de aspectos que requieren madurar y evolucionar.
  • Reducida utilización de tecnologías de información. La tasa de penetración es menor en el uso de tecnología en las compañías.

En Latinoamérica tenemos empresas que han superado esto, no obstante, necesitamos que todas las organizaciones puedan lograrlo.

Nuestra experiencia con cadenas de suministro de diversas industrias nos obliga a enfocar el diálogo hacia tres hechos crudos que debe enfrentar el mercado:

Hecho crudo #1: Este negocio está lleno de riesgos

Mientras más probable sea una catástrofe en nuestros suministros, con uno de nuestros proveedores o clientes, se alteran, de manera sustancial, nuestros movimientos. Debemos anticiparnos a esta dimensión de la cadena de suministro, a través de procesos de planificación y de operaciones, que podrían apalancarse en tecnología IBP de SAP, a fin de vislumbrar diferentes escenarios.

También necesitamos diversificar, transparentar y eficientar nuestras fuentes de la cadena de suministro, visibilizar la cadena, actualmente, existe la tecnología para realizarlo. Telemetría, GPS, donde un ejecutivo y alguien que opera el transporte puede saber dónde va la entrega, la temperatura de la carga, el estatus de la mercancía, etcétera.

Hecho crudo #2: El dinero habla

Uno de los objetivos principales de la cadena de suministro es reducir los costos y mantenernos competitivos, porque siempre hay alguien que puede hacerlo mejor. Hay que generar ahorros en los procesos, por ejemplo, a través de los procesos de abastecimiento, puedes encontrar mejores negociaciones y generar ahorros en la organización, automatizar procesos de compra, hacer que la interacción entre proveedores y la organización sea mejor.

Otra tendencia muy fuerte es la de optimizar transporte. Uno de los costos logísticos más grandes que tenemos en México es el transporte terrestre, en la medida en que podamos planificar, anticipar, optimizar la carga, minimizar los movimientos y paradas a fin de llegar a tiempo con los clientes; va a costarnos menos el transporte.

Hay que utilizar la analítica para optimizar y predecir, la mayoría de las empresas tienen una infinidad de datos a los que podrían sacarle provecho dentro de su cadena de suministro.

Hecho crudo #3: Nuestros clientes tienen grandes expectativas

Independientemente de lo que nosotros como empresa podamos ofrecer a nuestros clientes, ellos se forman grandes expectativas. No importa lo que nosotros digamos, ellos quieren el producto; más rápido, con un servicio personalizado, de la manera más amable y al menor costo posible.

 La tecnología, la cadena de suministro, las áreas de servicio al cliente y comercial tienen que encargarse de atender y tomar esta necesidad de confrontarlo: atenderlo, diseñarlo, y cumplirlo. Para esto, necesitamos transformar los datos que tenemos en información y tomar las acciones necesarias. La analítica es nuestro instrumento para lograr esto.

Otro de los puntos importantes es alinear la cadena de suministro en función de cada canal. Hay clientes que piensan que al generar un canal como e-commerce es posible crear una cadena de suministro alterna, pero no necesariamente esto es real. Es fundamental conocer primero cómo es el canal, qué tipo de clientes quieres atender y cómo hacer llegar el producto, cómo válida la garantía, cómo hacer toda la logística, qué partes se tienen que supervisar y, sobre estos detalles, ordenar la cadena de suministro.

Andy Grove, un empresario y científico húngaro-estadounidense, decía: “Si los líderes no confrontan los datos crudos, la cruda y brutal realidad es la que va a prevalecer en las organizaciones”. La información puede traducirse en un poder de decisión en las organizaciones, esto además de generar un impacto positivo, podría ser la vía para la transformación. En México y Latinoamérica necesitamos líderes que tomen decisiones, que rompan paradigmas y que estén dispuestos a invertir su tiempo y energía para hacer que sus compañías sean mejores.

 

¡Ebook Gratis!

Crecimiento rentable a través de Estrategias de Clientes y Operaciones
Descargar eBook
Descargar PDF

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR