Articulo de Innbound Logistics LATAM – Para ver el articulo original da clic

Colaboracion 6

El camino hacia el crecimiento del negocio está invadido de
 datos. Al proporcionar el software y la experiencia, los socios de logística terceros mantienen a los pequeños transportistas en el carril rápido.

Los proveedores de logística terceros (3PL) y los proveedores de software de logística una vez jugaron papeles distintos en la vida de los transportistas. Hoy en día, la diferencia es menos clara. Además de utilizar software para gestionar las operaciones de logística de sus clientes, muchos 3PL ahora ofrecen soluciones de software que los transportistas utilizan por su cuenta.

A menudo, un 3PL proporciona tecnología de la información (TI) como un complemento de sus servicios. El 3PL aún se encarga de administrar el transporte, el almacenamiento u otras funciones para sus clientes, pero además ofrece a los transportistas herramientas para extraer valor adicional de sus sistemas de datos.

Los transportistas usan estas herramientas, por ejemplo, para hacer un seguimiento del estado de los envíos, evaluar el desempeño de los proveedores y transportistas, y analizar sus operaciones con el fin de apoyar las decisiones de negocio futuras.

Algunos 3PL también venden software que los transportistas utilizan para gestionar sus propias actividades, ya sea que el transportista subcontrate al 3PL o no. Y algunos 3PL ofrecen servicios de consultoría, que ayudan a los transportistas a elegir e implementar soluciones de vendedores de software de terceros. Las pequeñas y medianas empresas (pymes) suelen carecer de los recursos y la experiencia para implementar soluciones tecnológicas complejas ellas mismas.

Pero necesitan las ventajas -eficiencia, visibilidad e inteligencia de negocios- que ofrecen las soluciones de TI. “Las pequeñas empresas están entendiendo que la tecnología es la senda del crecimiento”, asegura John Riske, vicepresidente de desarrollo de negocios de Next Generation Logistics (NGL), un 3PL no basado en activos con sede en Inverness, Illinois.

Las empresas que dependen de las hojas de cálculo, los documentos en papel y los correos electrónicos se están dando cuenta de las ventajas que ofrecen las herramientas más avanzadas. “Se dan cuenta de que ya no pueden sobrevivir en un mundo manual”, advierte Riske. “Necesitan más estructura y más visibilidad de los datos”.

Muchas pequeñas y medianas empresas hoy día buscan 3PL para que los guíen en su transición de un mundo manual hacia un mundo basado en los datos. “En efecto, el 3PL se convierte en un departamento de TI de una empresa pequeña”, explica Dan Sellers, responsable de información de WSI, un 3PL con sede en Appleton, Wisconsin. Muchos 3PL proporcionan soluciones de TI, principalmente para complementar sus propios servicios de logística.

Un ejemplo es LynnCo Supply Chain Solutions en Tulsa, Oklahoma, que ofrece SuiteEdge, un conjunto de herramientas basadas en la nube que incluye un módulo de responsabilidad de los proveedores de propiedad exclusiva, un sistema de administración del transporte (TMS) del proveedor de TI MercuryGate, un sistema de información, una herramienta de seguimiento de reclamaciones de fletes y un motor de análisis de propiedad exclusiva. El sistema se integra con una variedad de sistemas de administración de almacenes (WMS).

“Nos gusta llamarlo un mini ERP (sistema de planificación de recursos empresariales) de la cadena de abastecimiento”, comenta Wendy Buxton, presidenta de LynnCo. “El sistema está diseñado para aplicar y automatizar las mejores prácticas, con la intención de hacer algo más que sólo presionar botones para hacer un pedido o enviar un producto”. Un cliente obtiene SuiteEdge como parte de un programa general de los servicios de LynnCo.

Cuando se inicia la relación, LynnCo utiliza un procedimiento de mapeo de datos propietario para integrar sus herramientas con el ERP del transportista u otros sistemas operativos. “No queremos que los transportistas tengan que asignar recursos de TI para hacer este trabajo” señala Buxton. “Ya están atados con la implementación de sus sistemas ERP o sistemas operativos para administrar sus negocios.” Con un socio de TI que asuma el trabajo pesado, el transportista ya no tiene que dedicar una gran cantidad de tiempo, dinero o personal a la implementación, ni a aprender cómo beneficiarse del sistema.

TRIUMPH RENUEVA SU LOGÍSTICA

Para Triumph Motorcycles América, con sede en Atlanta, gran parte del valor que SuiteEdge le proporciona se reduce a la visibilidad y el análisis. Triumph Motorcycles América es una subsidiaria de propiedad total de Bloor Holdings, también propietaria del negocio global, Triumph Motorcycles Ltd.

El negocio de Norteamérica emplea alrededor de 60 personas, vende motocicletas, partes, accesorios y prendas de vestir a través de 200 concesionarios. “En una pequeña empresa, el número de empleados siempre es un reto”, observa Matt Sheahan, director de operaciones de la empresa.

“Así que es bueno tener herramientas que aumenten la productividad de un equipo pequeño”. Triumph utiliza SuiteEdge para monitorear el desempeño de la logística cotidiana y profundizar en los datos históricos con el fin de darse una idea sobre cómo mejorar las operaciones. “Puedo ver rápidamente los tableros de mando para ver las entregas a tiempo, los daños, el horario de recolección -toda la actividad- y cualquier tipo de excepciones”, comenta Brandon Keller, gerente de operaciones de Triumph.

“Entonces puedo dedicarme a la extracción de datos específicos para averiguar los detalles que necesito para tomar decisiones de negocios”. LynnCo ayudó a Triumph América tanto a rediseñar su cadena de abastecimiento como a implementar la nueva tecnología. Ambas empresas iniciaron con la descripción de la visión de Triumph para sus futuras operaciones de la cadena de abastecimiento en Norteamérica.

Al esquematizar esa visión en los pizarrones, los socios discutieron cuáles eran los elementos de datos que había disponibles en ese momento para su uso, cuáles elementos Triumph quería capturar en el futuro y cómo obtener esos nuevos datos. Dado que SuiteEdge permite ver los envíos, Triumph puede mantener a los distribuidores al corriente sobre el producto entrante y los distribuidores pueden compartir esa información con los consumidores.

Esa visibilidad y los datos confiables detrás de ella son dos grandes beneficios que SuiteEdge ofrece. “Poder utilizar esos datos para brindar un buen servicio a nuestros distribuidores es un trampolín para el siguiente nivel de servicio al cliente”, asegura Keller. SuiteEdge también ayuda a Triumph a comprender los factores que impulsan sus costos de envío.

“Esto nos lleva a debates sobre la forma de gestionar las asignaciones, la liberación de los pedidos, los tiempos de envío y las expectativas de envío que tienen los clientes, y así asegurarnos de que estamos tomando las decisiones correctas para mejorar nuestro negocio y el negocio de nuestros distribuidores”, concluye Sheahan.

HERRAMIENTAS TÁCTICAS
Y ESTRATÉGICAS


Una de las principales ofertas de tecnología de APL Logistics es su Visual Technology Suite, una serie de módulos basados en la nube que dan los transportistas conocimientos tácticos y estratégicos sobre sus operaciones. APL Logistics ofrece dos de los módulos de la suite -Visual Operations y Visual Analytics- a las empresas que subcontratan parte o la totalidad de sus actividades logísticas al 3PL.

Visual Operations permite a los transportistas monitorear el avance de su carga, con base en los datos que APL recibe del mecanismo de alimentación por intercambio electrónico de datos (EDI). “Se trata de mezclar los datos de empresas de transporte marítimo, y tal vez de transportistas de camiones y aéreos, en una sola vista, y configurarlos según las necesidades del cliente”, aclara Thad Bedard, director de venta al por menor de APL Logistics Norteamérica con sede en Scottsdale, Arizona. Visual Analytics analiza el desempeño de los cargadores, utilizando datos de transacciones de envío para calcular los indicadores clave de rendimiento (KPI).

LLEGAR A LA RAÍZ DEL PROBLEMA

El tercer módulo, Visual Intelligence, está disponible para cualquier transportista, ya sea que subcontrate a APL Logistics o no. Visual Intelligence combina datos de múltiples fuentes, que incluyen APL Logistics, otros 3PL o cargadores, y los sistemas de TI internos del transportista- para obtener nuevos conocimientos sobre las operaciones del transportista.

“Eso podría significar llegar al origen de por qué el producto está retrasado, averiguar la mejor frecuencia para la fabricación del producto con el fin de alinearse con los horarios de salida, o una gran cantidad de otra información”, comenta Bedard.Cuando un cliente implementa Visual Intelligence, el transportista y APL Logistics primero hablan sobre los retos y objetivos de la cadena de abastecimiento actuales. Luego, ambos extraen los datos de las causas y oportunidades.

Colaboracion 6.1 jpg

“Muchas de las preguntas o problemas de la cadena de abastecimiento que tienen los clientes no se refieren a la tecnología”, señala Bedard. “Tienen que ver con los procesos y sistemas integrados que controlan un flujo de la logística”.Con un cliente, por ejemplo, el 20 por ciento de los artículos de línea en sus órdenes de compra (OC) llegaban con retraso.

Al hacer un seguimiento del problema hacia atrás hasta el sistema ERP de la compañía, APL Logistics descubrió que cuando el transportista creaba una OC, el software a menudo calculaba mal el tiempo de elaboración del producto para la entrega.“El transportista en realidad estaba planificando para el fracaso, ya que no usaba los valores enteros correctos en cada una de las tablas para calcular el tiempo de elaboración”, explica Bedard. Transplace, en Frisco, Texas, ofrece dos tipos de asistencia a los transportistas que no subcontratan su gestión logística.

El cliente puede adquirir la licencia de Transplace TMS, una solución de software como servicio (SaaS) o Transplace puede ayudarle a elegir una solución de un tercero.La opción SaaS pone al transportista en operación rápidamente, sin un gran gasto de capital por adelantado.Esta estrategia basada en la nube también tiene inconvenientes. “Una empresa no recibe la aplicación personalizada completa que podría desear en un mundo perfecto”, señala Brooks Bentz, presidente de la consultora de la cadena de suministro de Transplace.

Pero el TMS de Transplace probablemente satisfará las necesidades de las pequeñas y medianas empresas. “La velocidad y la economía del sistema superan las dificultades”, añade.Para la mayoría de los transportistas que eligen la opción SaaS, la implementación tarda entre 10 y 16 semanas. Transplace emplea gerentes de proyecto certificados para dirigir a los transportistas a través del proceso, incluyendo la iniciación, planificación, ejecución, el seguimiento y control, y la finalización.

Cuando Transplace funge como un socio neutral en la elección de una solución de tecnología, primero se evalúa la forma en que el transportista utiliza sus sistemas actuales. También es importante examinar los volúmenes de carga y los modos de transporte actuales. “Por ejemplo, el ferrocarril no es conveniente para la mayoría de las soluciones de TMS estándar”, explica Bentz.El ámbito geográfico de los envíos de la compañía es otro factor importante. Por último, ¿qué problemas espera la compañía resolver con el nuevo software?

EVITAR OBSTÁCULOS

Una vez que el transportista elige un TMS, Transplace le ayuda a construir un caso de negocios para presentarlo a la alta dirección. Ese es un punto en el que suelen aparecer obstáculos. “Las personas tienen dificultades para sostener un caso de negocio convincente que prometa un rendimiento sobre la inversión del 30 por ciento o una recuperación de la inversión a un año”, dice Bentz. “Muchos beneficios son difíciles de cuantificar”.

Sea cual sea la opción tecnológica que el transportista elija, Transplace proporciona un amplio soporte. “Nuestro objetivo es encargarnos de la mayor parte del trabajo posible para los transportistas, de manera que el impacto en la TI y en su negocio se reduzca al mínimo”, comenta Steve Barber, vicepresidente de operaciones y soluciones de diseño de Transplace.


CON UN SOCIO DE TI QUE ASUMA EL TRABAJO PESADO, EL TRANSPORTISTA NO TIENE QUE DEDICAR UNA GRAN CANTIDAD DE TIEMPO, DINERO O PERSONAL A LA IMPLEMENTACIÓN DE UN SISTEMA DE LA CADENA DE ABASTECIMIENTO.


En NGL, el producto de software insignia es FreightMaster, un TMS que los transportistas pueden obtener con licencia o arrendar para instalar en sus propios servidores, o implementar en la nube. NGL puede integrar este sistema con una variedad de sistemas ERP. El 3PL también ofrece Dynamics TMS, una versión de FreightMaster diseñada específicamente para integrarse con las soluciones Dynamics ERP de Microsoft.Una oferta complementaria, Nex-Track, proporciona acceso al TMS a través de un portal web, para su uso por los representantes de servicio al cliente, los gerentes de alto nivel y otros que necesitan sólo unos pocos componentes del sistema mayor.

“No necesitan funciones de ejecución del día a día, sólo necesitan funciones tales como la presentación de informes, la comparación de transportistas para encontrar la mejor tarifa o la programación de horarios de los muelles”, señala Riske.

La mayoría de las empresas que implementa estas soluciones tiene personal de TI interno o contratistas que trabajan con NGL en la implementación. NGL puede proporcionar asistencia para el resto. “Tenemos algunos recursos internos que escriben código para permitir la conectividad con varios sistemas ERP”, asegura Riske.Aunque los líderes de las empresas más pequeñas entienden que necesitan adoptar la TI, algunos temen los costos potenciales.

La resistencia al cambio también puede suponer un obstáculo: los usuarios finales no quieren alterar los procesos de negocio que han seguido por años.“Pero los usuarios están en contacto con la tecnología todos los días en sus teléfonos celulares”, agrega Riske. “Así que la curva de aprendizaje para la migración a la tecnología dentro de la empresa no debe ser tan difícil. Las aplicaciones disponibles ahora son mucho más fáciles de usar de lo que eran en el pasado”.

WSI ha creado una marca independiente, 360data, para su colección de aplicaciones de TI. A pesar de que la compañía llama al producto una suite, los transportistas pueden comprar los módulos de forma individual. Estos incluyen:

  • La colaboración B2B / integración EDI, que permite el intercambio de datos dentro de una empresa, entre las divisiones de la empresa o entre una empresa y sus socios comerciales. “El transportista puede utilizar todo, desde las transacciones EDI estándar hasta hojas de cálculo de Excel”, comenta Sellers. “Incluso traducimos documentos en papel o PDF a un formato electrónico que podemos ayudar a integrar con la comunidad de un transportista”. 
    • Un TMS.

    • Un WMS básico.

    • Un sistema de gestiÓn de pedidos (OMS). Las empresas que no tienen capacidad EDI utilizan este portal web para enviar pedidos electrónicos a proveedores, o recibirlos de los clientes.

Un transportista que utiliza cualquiera de los módulos 360 data podría gestionar todas las operaciones de logística dentro de la empresa, o podría externalizar algunas actividades de WSI. Por ejemplo, una empresa que utiliza WSI para la administración del transporte no necesitaría el TMS, pero podría elegir uno o más de los otros sistemas.

Cuando una empresa implementa 360data, WSI gestiona el proyecto y a menudo proporciona servicios de TI personalizados. “Todavía no he visto una implementación donde no tengamos que escribir algún tipo de código, porque el transportista quería algo un poco diferente”, añade Sellers.

Si el transportista integra el software con su ERP u otro sistema interno, WSI colabora con el personal de TI en esa parte del proyecto. “Luego manejamos todo el proceso para ellos, desde la capacitación hasta la implementación y el seguimiento posterior”, agrega Sellers.

Una vez que el transportista ha estado utilizando el sistema por un tiempo, WSI vuelve a hacer un poco de reentrenamiento para asegurarse de que los usuarios están aprovechando al máximo las características de la solución.

Para una pyme, traer tecnología nueva al negocio puede crear una ventaja competitiva. Por ejemplo, muchos clientes grandes -los Walmarts del mundo- no van a hacer negocios con proveedores que no puedan intercambiar datos en forma electrónica. “Cuando las pequeñas empresas pueden hacer intercambio electrónico de datos, de repente todas están en al mismo nivel que los grandes proveedores”, concluye Sellers.

TODO ES DE COLABORACIÓN

En Trinity Logistics en Seaford, Delaware, el producto insignia de la tecnología es un TMS basado en la nube que los transportistas pueden utilizar junto con los servicios de logística de Trinity o por iniciativa propia. Esta solución es muy personalizable. “No le decimos a los clientes, ‘Aquí está el conjunto solución que funciona en todos los casos’”, comenta Sarah Ruffcorn, vicepresidenta senior de desarrollo estratégico en Trinity.

“El proceso es de colaboración. Invertimos mucho tiempo en identificar los puntos de conflicto, las necesidades del negocio y los resultados deseados”. Una segunda solución de TI, ShipDirect, es un portal de acceso (LTL) a las tarifas de transporte de carga parcial que Trinity Logistics ofrece como 3PL.

Opcionalmente, Trinity también puede cargar en las tarifas LTL propias del transportista. Además, Trinity puede ayudar a integrar los sistemas informáticos de un transportista con una variedad de productos de WMS, y con un sistema de planificación de requerimientos de materiales (MRP) y un sistema de gestión de envíos de paquetería basado en la nube, proporcionados por socios terceros.

Muchos de los clientes más pequeños de Trinity han estado utilizando procesos manuales para ejecutar sus operaciones. Adquieren un gran impulso cuando empiezan a usar el software para analizar los datos de las transacciones, y los tableros de mando para mostrar los resultados.

“Eso les ayuda a desarrollar mejores presupuestos y a optimizar mejor sus envíos”, observa Ruffcorn. “Por ejemplo, ¿un artículo debe enviarse en LTL, o es mejor enviarlo por paquetería o por camión?” Tales cálculos son difíciles de hacer en papel o con hojas de cálculo, añade.

UNA REACCIÓN QUÍMICA

Harcros Chemicals en Kansas City, Kansas, ha estado utilizando el TMS de Trinity durante unos tres años. Harcros también utiliza los servicios de transporte de carga parcial de Trinity. El fabricante produce productos químicos -principalmente tensioactivos usados por clientes industriales- de las instalaciones en Kansas City y Dalton, Galveston. Recibe las materias primas en esos sitios, primordialmente por ferrocarril.

Para el producto terminado, Harcros utiliza su propia flota y empresas de transporte o envía los productos a través de 29 centros de distribución (CD) hacia sus clientes. Harcros utiliza el TMS interno para gestionar toda su empresa de transporte de mercancías con excepción de los líquidos a granel.

Antes de que se implementara la solución Trinity, Harcros utilizaba un sistema patentado que buscaba tarifas, pero no podía licitar los envíos por los cargadores ni hacer un seguimiento del estado de envío. El TMS da Harcros proporciona la muy necesaria visibilidad de la red de distribución.

“Digamos que nuestra ubicación en Tampa tiene un nuevo cliente, y Powder Springs, Georgia, abastece los materiales que el cliente necesita, pero Tampa no lo hace”, señala Rebecca Daly, gerente de tráfico global de la compañía. “Haremos un pedido de los materiales a Powder Springs.” El TMS permite que el personal de cada lugar haga un seguimiento de los productos que se están moviendo desde otros lugares. Harcros también gana mucho de las características de cotización del TMS -características importantes en una industria competitiva y sensible a los precios. “El precio de venta al público que damos a los clientes tiene que incluir el flete”, explica Daly.

“Trinity nos da una forma de enviar solicitudes de presupuesto a todos nuestros cargadores, por lo que podemos obtener las tarifas antes de una venta- lo que absolutamente se debe hacer. Antes, administrábamos esa información por correo electrónico”. Ahora, un usuario envía una solicitud de precios a muchas compañías al mismo tiempo.

Cuando las cotizaciones llegan, el sistema las retiene para que se puedan recuperar de manera rápida. Trinity realizó la programación necesaria para poner al sistema en funcionamiento para Harcros. El 3PL ayuda al transportista continuamente a entender cómo extraer información valiosa de sus datos.

“Trinity se distingue en saber lo que necesitamos de una estructura de información”, señala Daly. A medida que los transportistas de las pymes siguen buscando 3PL para el liderazgo de tecnología, es de esperar un mayor énfasis en la minería de datos. “Los macrodatos son la clave aquí”, observa Riske. Y en el futuro, los macrodatos revelarán no sólo lo que ha venido sucediendo en la cade- na de abastecimiento, sino también lo que va a ocurrir en el futuro.

“La estrategia será el uso de análisis más predictivos para ayudar a los proveedores de transporte a entender los patrones y las ideas, y los conceptos de situación, que se originan a partir de los datos a los que tienen acceso”, agrega Riske. Por ejemplo, esta estrategia podría ayudar a una empresa de bienes de consumo a predecir la cantidad de capacidad de transporte por carretera que necesitará para manejar la creciente demanda cuando un minorista dirige una gran promoción. “Preveo sistemas más inteligentes, casi lo suficientemente inteligentes para que la gente pueda desviar las interrupciones de la cadena de abastecimiento antes de que sucedan”, dice Buxton.

Si bien esos sistemas son inteligentes, van a tener que volverse más inteligentes aún. Las fuentes de datos en bruto -incluyendo los diminutos “botones” de GPS que los transportistas pueden instalar en las pallets, cajas de cartón o elementos individuales- están proliferando a un ritmo asombroso.

Estas fuentes están inundando el mundo con un volumen de información sin precedentes, y los pequeños transportistas deben encontrar la manera de ponerla a trabajar. “El mayor desafío que enfrentará pronto el mercado no es poder acceder al lugar donde están las cosas y a lo que se está haciendo, sino obtener inteligencia empresarial de esa información”, dice Bentz.

Debido a que los transportistas se enfrentan no sólo a la gestión de los diluvios de información sino a un gran número de retos y oportunidades que surgen de los sistemas de tecnología interconectados en la actualidad, los 3PL están preparados para ayudar a cerrar las brechas de conocimiento.

¡Ebook Gratis!

Crecimiento rentable a través de Estrategias de Clientes y Operaciones
Descargar eBook
  • COMPARTIR
    Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • ESCRITO POR
  • 15 julio 2016

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR