Articulo de Inbound Logistics LATAM – Para ver el original da clic

Colaboracion 1

 

Mientras la mayoría de nosotros duerme,
 los envíos se mueven 24/7 para mantener el suministro en perfecta armonía con la demanda. Estas empresas de transporte y logística del salón de la fama se encargan de ello, y aseguran que sus envíos no pierdan el ritmo.

Siendo una instalación de puerto central, las operaciones de East Coast Warehouse & Distribution dependen de las terminales en el Puerto de Nueva York/Nueva Jersey. Cuando las cosas fluyen sin problemas en las terminales ferroviarias y marítimas, las ventajas de su ubicación en el puerto salen a la luz.

“Al estar ubicados en el puerto, podemos recoger los contenedores de los consignadores en cuanto estén disponibles del buque en 48 horas”, observa James Overley, director ejecutivo de East Coast Warehouse & Distribution.

La compañía extrae aproximadamente 40,000 contenedores del puerto de Nueva York/Nueva Jersey cada año, de acuerdo con sus estimaciones. Su gran instalación, con más de un millón de pies cuadrados de espacio, almacena productos terminados y da servicio a tres mercados verticales: bebidas (incluyendo cerveza, vino y agua), alimentos (como queso, aceitunas y palomitas de maíz) y confitería (desde chocolates hasta caramelo macizo). La compañía estima que envía 11 millones de cajas de cerveza y 13 millones de cajas de golosinas al año.

 

Operación Continua

La instalación de temperatura controlada de East Coast Warehouse funciona como un primer paso crucial en los sistemas de distribución de los importadores estadounidenses. “Alrededor del 90 por ciento del producto que está en nuestro almacén proviene de otro país”, señala Overley. “Cuando los productos llegan en un contenedor por barco, despachamos un camión para recogerlos y traerlos aquí, los almacenamos, los distribuimos y los movemos a su destino final.”

La instalación apta para uso alimentario abarca aproximadamente 65 acres y se compone de tres almacenes orgánicos certificados por Oregon Tilth, un certificador sin fines de lucro. Con zonas de temperatura controlada que varía de 40 a 65 grados Fahrenheit, East Coast Warehouse almacena productos terminados tanto en entornos con estantería para contenedores High Cube como en sistemas de almacenamiento de doble profundidad y alta densidad. Los productos en el almacén provienen principalmente de Europa, con un pequeño porcentaje procedente de América del Sur.

La operación 21/5 comienza a las 8 am y se realiza cinco días a la semana. La mayor parte de la carga y descarga de contenedores en la instalación sucede durante el turno de día (8 a.m. a 5 p.m.). Para mejorar los tiempos de procesamiento para sus socios de la cadena de abastecimiento, la instalación emplea un modelo de recolección basada en citas, dejando que los consignadores planifiquen hasta el último minuto cuando los productos están listos para salir del almacén.

Los camioneros hacen citas para entrar y cargar los contenedores a lo largo del día. Digamos que un cliente de East Coast Warehouse, un importador de caramelos, tiene un camionero que viene a recoger un autorremolque de 52 pies de ositos de goma en un momento determinado durante el turno de día. Los trabajadores de East Coast Warehouse recogen el pedido la noche anterior y lo ponen cerca de una puerta, para que esté listo para la cita a la mañana siguiente. “Asignamos el conductor del camión a esa puerta en particular.

El producto ya está allí”, observa Overley. “El conductor se dirige hacia allí, cargamos el camión y luego parte.” Para mantener el flujo de las cadenas de abastecimiento de los consignadores, el turno de noche de la instalación se concentra en preparar la carga para las citas de recolección del día siguiente. Además del almacenamiento y la manipulación, la instalación ofrece embalaje conjunto, etiquetado y la consolidación de múltiples proveedores para facilitar las órdenes de salida, manteniendo a los productos en circulación a lo largo de las cadenas de abastecimiento.

 

Portar esta carga

East Coast Warehouse despliega su propia flota para recoger los contenedores de las terminales marítimas y ferroviarias cercanas de lunes a viernes. La ubicación de las instalaciones en una zona de peso pesado es una gran ventaja para los importadores de producto pesado y denso.

El peso legal para un contendor que sale de la autopista de Nueva Jersey no puede exceder de 42,500 libras, señala Richard Coppola, vicepresidente de ventas. Si lo hace, los importadores están obligados a obtener permisos especiales costosos de sobrepeso/ peso pesado. “Debido a que estamos en propiedad del puerto, nuestros clientes pueden colocar en los contenedores todo el peso que deseen, sin incurrir en penalizaciones ni costos adicionales”, señala Coppola.

Otra ventaja de su proximidad a las terminales de contenedores del puerto de Nueva York/Nueva Jersey es la capacidad de redirigir los camiones cuando los puertos están congestionados. “Si una terminal está atascada, pasamos parte de esa capacidad a otra terminal que no esté tan congestionada”, agrega Coppola. “Regresamos más tarde en el día a la terminal congestionada.” Una vez que los camioneros llevan los contenedores a su patio, los nueve conmutadores (Switchers) de la compañía se hacen cargo.

Son responsables de mover los contenedores en el patio, y de llevarlos a la puerta para descargar el contenido. Una etiqueta de identificación por radiofrecuencia magnética (RFID) se fija a cada contenedor para rastrear su ubicación utilizando lectores RFID y sensores GPS montados en los camiones de los observadores de tiro.

La compañía lanzó recientemente el sistema de administración de depósitos basado en la nube de PINC Solutions. Mediante esta tecnología, tanto los empleados como los consignadores tienen visibilidad del estado de los contenedores, ya sea que estén en tránsito, hayan llegado a la instalación, estén en proceso de ser descargados, se hayan descargado o se hayan vaciado y revisado. “Podemos jalar esta información hacia una aplicación, y ver cada contenedor”, dice Overley. “Tenemos visibilidad de cada envío que hay al patio.

Trazamos ubicaciones clave en el patio localizables por GPS.” Durante el proceso de descarga, los trabajadores del almacén sacan los pallets con carretillas elevadoras y los colocan en su ubicación en el almacén. Los contendores que no están paletizados requieren que los trabajadores los descarguen. Los descargadores toman las cajas separadas y apiladas, construyen un pallet y lo envuelven en plástico antes de guardarlo oficialmente en el almacén.

Los trabajadores escanean electrónicamente todos los SKU que llegan al almacén utilizando tecnología RFID, lo que les da visibilidad de la ubicación de los pallets. Estos datos alimentan automáticamente su sistema de administración de inventarios (SNAP), al cual pueden acceder los clientes a través de un portal web. El portal, parte del WMS integral de East Coast Warehouse, permite a los importadores ver todas las etapas del contenedor, el inventario y el estado de los pedidos todo el día.

En promedio, el inventario del almacén rota aproximadamente ocho veces al año, señala Overley, lo cual significa que la estancia media del producto en el almacén ronda por los 40 días. El tiempo que un producto permanece en el almacén varía según la empresa y el artículo. Por ejemplo, se estima que la cerveza rota de 11 a 12 veces por año, mientras que el inventario de productos de caramelo se repone seis veces al año.

 

Mantenerse en operaciones frente a la adversidades

Los productos rotan más rápido en las temporadas de demanda alta, por ejemplo, la cerveza en el verano y las golosinas en la Pascua, Halloween y Navidad. Con los inventarios justo a tiempo en la cuerda floja, East Coast Warehouse se asegura que los retrasos en las terminales portuarias y otras condiciones adversas no interrumpan las cadenas de abastecimiento. “Somos el único distribuidor de muchas compañías Fortune 500, ya sea en el noreste o en uno de los pocos puntos de distribución de Estados Unidos”, señala Overley.

Tome como ejemplo una compañía de cerveza popular. En los días previos al Día de San Patricio de 2015, los retrasos en los puertos hicieron inminente la posibilidad de que se agotaran las existencias del cervecero durante esta temporada crucial. “Los puertos estaban totalmente en caos; hubo una paralización completa”, recuerda Coppola. “Los conductores tardaban ocho horas en recuperar una sola caja.” Cuando resultó imposible recuperar los contenedores de los clientes durante el horario de lunes a viernes de las terminales, East Coast Warehouse pagó de su propio bolsillo a algunas las terminales para que abrieran los sábados.

Pudo recoger los contenedores a tiempo y evitar que el suministro del cliente se agotara. Además del almacenamiento y transporte, East Coast Warehouse cuenta con despacho de aduanas, otro segmento de su negocio. Su patio de servicio de contenedores de 14.5 acres por encima del nivel del mar, para inspección y preinspección, resultó ser clave durante el huracán Sandy en octubre de 2012. Mientras que las instalaciones cercanas sufrieron daños significativos, sus almacenes y patio permanecieron secos y tuvieron energía a pesar de las secuelas de la tormenta.

La empresa permitió tanto a la Agencia Federal de Manejo de Emergencias como a Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos utilizar sus instalaciones como centro de operaciones de emergencia. Además, los almacenes cercanos que se vieron obligados a cerrar sus operaciones después de la tormenta acudieron a East Coast Warehouse en busca de ayuda.

La instalación sirvió como un sitio suplente hasta que los almacenes dañados pudieron recuperarse y reanudar sus operaciones, ayudando a mantener en movimiento las cadenas de abastecimiento de los clientes de sus competidores. “Todos los directores financieros desean reducir los inventarios, hacer que la demanda de los clientes coincida con la producción y mantenerlos en equilibrio para reducir los niveles de capital de trabajo”, añade Overley.

La instalación de East Coast Warehouse les ayuda a hacer precisamente eso, manteniendo las cadenas de abastecimiento en operación en un mercado JIT global vertiginoso. “Es sorprendente que un paquete de gusanos de goma producidos en el extranjero pueda estar aquí en tres semanas por barco”, reconoce Overley. “Dentro de los cinco días posteriores a su descarga, pueden estar en los estantes de una tienda.”

¡Ebook Gratis!

Crecimiento rentable a través de Estrategias de Clientes y Operaciones
Descargar eBook
  • COMPARTIR
    Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • ESCRITO POR
  • 24 mayo 2016

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR