El pasado viernes 28 de abril se llevó a cabo el reconocimiento a los mejores promedios de las Carreras de Ingeniería del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), donde el Ing. Oscar Lozano González, Socio Director de Sintec, fue invitado de honor a la ceremonia.

Los condecorados fueron 60 alumnos de la Escuela de Ingenierías y Tecnologías de Información, quienes representan al 1% de los estudiantes totales del campus Monterrey y que con gran esfuerzo y dedicación han logrado tener calificaciones de excelencia dentro del instituto.

Durante la ceremonia, Oscar Lozano dirigió unas palabras a los alumnos sobresalientes, dijo sentirse muy honrado de estar ante tanta inteligencia y preparación. Además, les compartió cinco consejos para una vida profesional exitosa; basado en su amplia experiencia como empresario emprendedor.

Mencionó que generalmente cuando hay personas tan destacadas, se espera más ellas, pues se reconoce su gran potencial. Él, al haber trabajado más de 25 años en el ámbito empresarial, se forjó una perspectiva diferente en donde existe una pregunta relevante: ¿En qué se basa el éxito profesional?

Consciente de que la educación escolar no es todo lo que se necesita para preparar a las personas para trascender en una carrera profesional, compartió cinco aspectos que considera son muy importantes de cultivar:

 

  1. Entender que trabajar profesionalmente es muy distinto al medio ambiente escolar. “El ámbito profesional es más complejo y está lleno de incertidumbre. Los profesionistas debemos entender que el éxito es pasajero y el fracaso es seguro”. Dijo no conocer a una sola persona de éxito que no haya enfrentado muchos fracasos. “Es entonces importante no ser ajenos al fracaso, lo cual requiere otros modos de aprendizaje. En nuestra actividad profesional tenemos que seguir aprendiendo siempre. El éxito se deriva de una serie de pequeños fracasos”, comentó.
  2. Debemos trabajar con otras personas. “No es una tarea fácil”, dijo, “y es común que tengamos que trabajar con gente que tal vez nunca escogeríamos como amigos. Es precisamente por ello que es importante aprender a trabajar con gente distinta; con diferentes pensamientos, orientaciones culturales, sexuales, con nuevas ideas y con futuras generaciones”. Mencionó que la clave de trabajar con otros tiene que ver con reconocer nuestros propios límites. “Debemos reconocer que todos tenemos límites y entender que cada quien tiene su propio concepto de ello; y es así que nos complementamos. Es en esta complementariedad que podemos hacer las cosas mejores y más robustas de lo que haríamos por separado. Por lo tanto, debemos tener la capacidad de apreciar, escuchar, colaborar”.
  3. Vivimos en un medio ambiente con problemáticas de todo tipo: sociales, civiles, ambientales; y no podemos ser ajenos a esto. “Una persona no puede obtener éxito profesional o académico, y estar ajeno a lo que pasa ahí afuera”. Mencionó que aquellos que tienen la fortuna de “tener”, están obligados a compartir, pero que lo más difícil de compartir no es el dinero, sino nuestro tiempo. Y es importante darse la oportunidad de asignarlo a causas civiles, sociales, a problemáticas que existen y que uno está en contactocon ellas cuando está dispuesto a ver a su alrededor. “Al dar nuestro tiempo es dar nuestro ser, y hay que darlo en la parte que nos corresponda”.
  4. Tenemos que tomar decisiones. “Hay que empezar a tomar decisiones con uno mismo, ya que es naturalmente humano tener “nuestros lados claros y nuestros lados oscuros”, pero queda en nosotros a cuál de los dos obedecer. Se trata de situaciones de ética. Algunas de las decisiones más difíciles son aquellas que tienen que ver con las personas, y el paraguas que debemos tener para saber tomarlas son nuestros valores”. Les aconsejó a los alumnos, que siempre que tengan que tomar una decisión, piensen “¿Cuáles son mis valores?”.
  5. Tenemos que ser personas balanceadas.Es importante no sólo tener éxito profesional, sino ser balanceados en lo personal y en lo familiar. No hay un éxito profesional que compense un fracaso personal o familiar. En su experiencia, ha visto personas triunfar empresarial y económicamente, pero que personalmente y familiarmente han fracasado; lo cual lo lleva a preguntarse ¿De qué sirve eso? ¿De qué sirve tener todo ese patrimonio si en lo personal se fracasa?

Posteriormente Julio Noriega, Director de la Escuela de Tecnologías de Información agradeció a Oscar Lozano por haberlos acompañado en la ceremonia, y felicitó enérgicamente a los estudiantes, a quienes dijo ser una fuente de inspiración y un digno de ejemplo de motivación para ser mejores.

¡Ebook Gratis!

Crecimiento rentable a través de Estrategias de Clientes y Operaciones
Descargar eBook
  • COMPARTIR
    Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • ESCRITO POR
  • 04 mayo 2017

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR